jueves, 12 de febrero de 2009

Qüestionables

Nunca había estado en la sala Vilvaldi. Fui porque actuaban Qüestionables, la banda de mi amigo Víctor Gil a quien conocí por casualidad hace unos años y con el que he seguido en contacto desde entonces.
No pude ver el concierto porque tenía otros compromisos, pero me acerqué a saludar y ver la prueba de sonido. Me sorprendió la sala, acogedora pero grande. Pensé que debería ser agradable tocar allí en el formato acústico que llevamos en los conciertos que estamos haciendo estos días, pero enseguida se le presenta a uno la duda de si no es muy arriesgado otro concierto en Barcelona después de haber presentado el disco en julio del año pasado. Claro, entonces piensa uno que ya hemos cambiado de año y que ya estamos en febrero y de aquello hace mucho tiempo.
Aún así me resisto y marco números de teléfono con otros prefijos.
Acaba la prueba de sonido de los Qüestionables, grupo mixto con bajista femenina que reparten CD’s de promoción con la entrada. Víctor me regala uno que suena ahora mientras escribo estas líneas.