miércoles, 15 de abril de 2009

Último ensayo

Hoy tenemos el último ensayo antes del concierto del viernes. Y no logro quitarme esa sensación extraña en estos momentos previos porque, como los músicos son muy buenos, apenas ha repasado uno con ellos los dos temas eléctricos suyos elegidos.

Se trata de una actuación breve, la mía y la de los compañeros cantantes, que iremos pasando sin prisa pero sin pausa por el escenario del Salamandra. Será una muestra de unos cuantos que nos dedicamos a esto y que andamos de aquí para allá intentando algún pequeño triunfo que, sin más, puede ser este viernes cuando la sala atruene con nuestras canciones.

Pero, decía, como los músicos que forman la banda base con la que tocaremos todos, son muy buenos, el otro día uno llegó, enchufó la guitarra eléctrica, tocó dos temas que sonaron perfectamente y se fue a su casa. Puede que durara la cosa, no sé, quince minutos, veinte tal vez. Y a uno le quedaron ganas de más. La música es una adicción, no hay duda. Hoy una dosis más, pequeña, porque nunca es suficiente, pero quién renuncia a un dulce.