miércoles, 6 de octubre de 2010

Fauna urbana (2)

El mendigo que se mueve por el barrio es un tipo curioso. Se dedica a buscar en las basuras, pero no va mal vestido y un sombrero de ala ancha le da incluso un cierto aire bohemio.
Sin embargo, lo que encuentra como alimento suele sentarle mal y entonces vomita en cualquier sitio sin miramientos. Si tienes la mala suerte de encontrártelo en ese desagradable momento, pone cara de circunstancia y te dice, como si hubiese estado comiendo en un restaurante, y no de las bolsas de basura que tiene alrededor:
-Es que algo me ha sentado mal.