martes, 5 de julio de 2011

Lo más sencillo es mucho, sin embargo

A veces uno emplea mucho tiempo en buscar las palabras adecuadas para decir algo muy sencillo. Puede ser porque se busca la originalidad. Pero un "te quiero" es un "te quiero" por muchas vueltas que le des. Suena siempre mejor lo breve, dos veces bueno, pensando que va a durar todo el tiempo del mundo.