martes, 16 de agosto de 2011

Conversaciones

Fuimos a comer al restaurante de siempre. Después a tomar un té con jenjibre a la vieja tienda del barrio de Gracia. Al final, antes de despedirnos, A. me dijo “que buena conversación hemos tenido”.
Y yo pensaba igual que él. Fue un buen día, sin duda.