viernes, 26 de agosto de 2011

El disco de mis sueños

Hace unos días soñé con un disco. Un vinilo de un grupo de heavy que había visto un montón de veces en las tiendas y nunca había comprado. El caso es que al llegar a casa lo escuchaba y me parecía mentira que no lo hubiese adquirido antes. Todas las canciones eran magníficas, los arreglos soberbios y la voz maravillosa.
Después, como sucede en muchas ocasiones, desperté olvidando todo lo soñado.

Y no fue hasta ayer, parado en un semáforo con la moto, cuando me vino por sorpresa el recuerdo de aquel disco. No recordaba la portada ni la música, pero sí que era algo fuera de lo común. Intenté acordarme por si pasaba un día por una tienda y me lo encontraba, pero no hubo manera.

Los sueños son un mundo misterioso, hasta debe haber allí un ranking de los mejores discos, las mejores canciones, los mejores libros y, como son los discos, las canciones y libros soñados, sin duda serán lo mejor de lo mejor.