lunes, 1 de agosto de 2011

¿El verano?

Hoy es uno de agosto. Si hay una fecha idónea para decir “estamos de vacaciones” sin duda es ésta. M. se ha ido y uno está de Rodríguez… Me encerraré a escribir, a grabar en el estudio y aprovecharé para terminar cosas que, de todas maneras, aunque ella no estuviese fuera, hubiera tenido que hacer igual.

Es un error pensar que uno, por estar solo cuatro días, va a dedicarlos a una vida monacal de concentración en el trabajo. Será como siempre, aunque con la tristeza de encontrar luego una casa vacía al llegar. No es grave, claro, son unos días. Después nos encontraremos y la vida será entonces como ahora, que la oígo aún deambular por la casa de aquí para allá… aunque no esté. Porque está.