jueves, 24 de noviembre de 2011

Dos ruedas

Hoy cogí a la moto después de muchos días. Era un poco como volver a otros tiempos, cuando andaba uno de acá para allá por aquella Barcelona que se vestía de soledades, de áticos y libros eternos.
Enseguida volvió uno a la realidad de las carreteras al lado del mar. Qué vueltas da la vida, pensaba, mientras las luces de los coches se fugaban por el retrovisor.