miércoles, 4 de enero de 2012

Adelantos técnicos


Hace años escribir en un ordenador era cosa de magia. Ver en una pantalla lo que tecleabas y poder borrarlo, editarlo, corregirlo… Y esto, que era como hacer novelas en dibujos animados parece una tontería, pero hace unos días una persona, que no era tan mayor, me lo recordaba con asombro.
-Es que fíjate, hago así, click, y fuera este párrafo. Es un adelanto, sin duda, un gran adelanto…
Y uno miraba a su alrededor, no fuera que las manchas que tenía en el monitor fueran del tipex que, seguro, guardaba en un cajón.