miércoles, 11 de enero de 2012

Poco buena


Subiendo en el ascensor del hospital, con una capacidad de 20 personas apretadas como sardinas, uno oye conversaciones de todo tipo. Pero, la que más me llamó la atención el otro día, fue la de una mujer refiriéndose a una paciente que iba a visitar.
-Está poco buena –decía.
Y me gustó ese cambio, evitando la palabra “mala” o “enferma”. Sin duda hacia menos grave la situación de la persona que estaba en una cama.