miércoles, 14 de marzo de 2012

Adiós vitrinas (2)


Las cajas se van llenando poco a poco. Las figuras de Kiss, las de cine de terror clásico, las del cine moderno, han sido envueltas con sumo cuidado en plástico de burbujas y colocadas en esa especie de ivernáculo que es la hermética caja de plástico. No deja de ser una paradoja que parece formar parte de una película de ciencia-ficción. También he habilitado una cajita con compartimentos donde poner todas los accesorios de las figuras. Es decir, que anda uno entretenido y descubriendo cosas que no se acordaba que tenía. Y se sorprende también que algunas de esas figuras estaban muy bien hechas. El Robocop de 18 centímetros es muy espectacular, y el Superman de resina, con su número de serie en edición limitada, parece que vaya a echar a volar en cualquier momento. Ahora toca la vitrina de “Tiburón”…