martes, 20 de marzo de 2012

Ferretería

Haciendo una copia de la llave en la ferretería. Es este un lugar de perdición para un coleccionista como yo. Miles de objetos ingeniosos se reparten a diestro y siniestro; esas cosas que uno piensa muchas veces que habría que inventarlas… pues no, existen, y se encuentran en lugares como éste. Abridores de botes que se resisten, navajas multiusos, linternas de todo tipo, artilugios extraños para reparar cualquier cosa de la casa o miles de tornillos, tuercas y clavos.
El caso es que perdió uno media tarde pensando en llevarse casi todos los objetos allí expuestos aunque luego, al final, se fue con las manos vacías. Es más, casi olvidó la copia de la llave que había ido a hacer.