miércoles, 25 de abril de 2012

Ya no escucho a los Beatles


Ya no escucho a los Beatles. Los admiro, noto su influencia en cada acorde de guitarra que hago, pero ya casi nunca suenan en el reproductor. Su sonido es como una enredadera que ha ido bailando con estilos y géneros mezclándose con todo. Hoy en día, su influencia es algo tan indisoluble de la música popular que es imposible diferenciarlo. Hasta el metal más extremo tiene algo de los cuatro fantásticos. Por eso son tan grandes… y ahora que escribo sobre ellos qué mejor que pinchar el álbum blanco…