viernes, 11 de mayo de 2012

La escena dramática


Hace poco repusieron “Los profesionales” una excelente película del oeste que hizo que estuviera uno despierto hasta altas horas de la madrugada.
En el final del film, una escena dramática donde Burt Lancaster sostiene en brazos a una de las protagonistas a punto de fallecer, no pude evitar fijarme en los caballos que había en segundo plano. Así, mientras los cursillos del actor’s studio daban su fruto, el animal levantaba la cola y soltaba una enorme deposición. Y me dije a mi mismo que aquello era, nunca mejor dicho, una gran cagada. Toda la escena a tomar, literalmente, por el culo. El del caballo, claro. ¡Qué momento mágico de la historia del cine!