lunes, 21 de mayo de 2012

Ozzy, confieso que me he reído


Acabo de terminar el la autobiografía de Ozzy Osbourne, “Confieso que he bebido. No se puede beber más, drogarse más, tener más accidentes o hacer más barbaridades que él. Aparte, claro está, hay una carrera musical que merece la pena y unos discos esenciales para cualquier fan del rock duro, pero la biografía, dictada por supuesto, él mismo confiesa que sería incapaz de escribir dos frases seguidas, es para leer de un tirón. Después, una vez cierras el libro, te preguntas por qué la gente siente esa atracción brutal por las drogas y el alcohol cuando saben desde el principio que están metiéndose de cabeza en la boca del lobo. Para mi es una incognita, pero confieso que me he reído mucho…