jueves, 28 de junio de 2012

City


En el FNAC me regalaron un vale de diez euros al pagar en caja. Ni que decir tiene que volví corriendo a invertirlo en más discos. Hacía tanto tiempo que no bajaba uno a la capital, que parecía sacado de una película de Paco Martínez Soria porque he descubierto que, efectivamente, la ciudad ya no es para mí.