miércoles, 13 de junio de 2012

Los comienzos


Recuerdo con exactitud cuando empecé a escribir el blog, pero hay una enorme nebulosa entre aquellos posts y este último. Ni siquiera soy capaz de recordar el de la semana pasada sin recurrir a las notas que voy tomando en la libreta. 
Y digo esto, porque en el contador me apareció que estoy llegando a las 600 entradas del diario. Teniendo en cuenta que lo de los años 2003, 2004 y 2005 se lo comió el león de blogger sin dar más explicación, son unos cuantos textos. 
Todo lo tengo archivado e impreso, eso sí. Parece una colección de noticias breves sobre mi estado de ánimo, el seguro de vida para la mala memoria. Pero lo cierto es que rara vez leo lo escrito. Algunos escritores confiesan que nunca repasan sus textos. Y tienen razón, para qué volver sobre los pasos del recuerdo. Hay ahí cosas dolorosas, algunas alegrías, amores perdidos y amores fugaces, inicios, despedidas, entretenimientos, guitarras, discos y libros... Lo que viene siendo, en fin, la vida misma. Esa es la gracia, digo yo.