martes, 17 de julio de 2012

Conservador


Es este un país sin memoria. El Partido Popular son los herederos de una forma de hacer oscura, siniestra y conservadora que pugna por quitar los privilegios —tiene huevos, decir a alguien que sus derechos son privilegios— a los ciudadanos. Triunfos sociales conseguidos a base de muchos esfuerzos. Ahora, que parece que lo público no les vale porque hay que rentabilizarlo todo, el objetivo es la privatización. El currito de a pie… ese que cierre el pico y no hable de lo que no sabe. Hasta que un día los enanos se rebelen contra Gulliver. Entonces, amigo Mariano ya puedes correr con tus amigos de Bankia mientras Rato toca aquella campana con esa sonrisa de tío Gilito.