viernes, 20 de julio de 2012

Om


El otro día me di cuenta de los dolores que se habían quedado en el olvido después de dos años de Yoga.