jueves, 8 de noviembre de 2012

Jueves

Jueves, 7:30 de la mañana. Hace frío en el pueblo, por eso he venido en coche y he dejado la moto en el garaje. Además hay que ponerle gasolina y no tenía ganas de hacer más paradas que la de la panadería. El pan recién hecho huele bien. Desayunaré dentro de un rato, después de ir a correos. Despiertan los pájaros y bajan a bañarse en un par de platos con agua que les pongo cada mañana. Todo está en silencio, aún no he encendido la radio. He mirado los mails, ninguna novedad en el frente ni en la retaguardia. Escribo estas cuatro líneas antes de ponerme con el libro, porque yo he venido aquí a hablar de mi libro, que estoy a punto de terminar de corregir. Jueves, 7:30; mañana viernes.