lunes, 10 de diciembre de 2012

Ábrete Sésamo

Lleva la puerta del parking averiada desde antes del puente. Claro, como los presidentes de la comunidad (ésta nuestra comunidad) se habían ido de vacaciones, han pasado de todo. No obstante, antes de irse, colocaron un cartelito que decía que la puerta había que abrirla y cerrarla a mano, que si se quedaba abierta podían entrar extraños a robar en los coches, algo que ya había sucedido. Hasta ahí todo correcto, sino fuera porque la puerta mide seis metros de largo y pesa una tonelada y media. Y yo aún, con mucho esfuerzo y a costa de mis riñones la puedo abrir, pero ¿y los que no?… Hoy, no obstante, he visto que los presidentes habían vuelto, así que seguro que esta tarde ya está la cosa funcionando. Con esa simpatía que tienen, sus tropecientosmil hijos, su no saludar porque a los que estamos de alquiler nos huele el sobaquito, ya habrán llamado a los técnicos.