El estudio

Desde que empecé a dedicarme a la música, el sueño era tener mi propio estudio. Un sitio donde poder grabar mis propias canciones sin prisas, sin un reloj en la pared a modo de taxímetro. Después de muchos años, y de descubrir las cabinas Demvox, he podido cumplir ese sueño. No podría contar las horas que me he pasado dentro de estas cabinas, ni las canciones que se han hecho, mías y de amigos. Porque eso sí, Tremolo es un estudio donde sólo se graba cuando la cosa trasciende al tema del dinero. La música es lo más importante y los precios nunca son un problema.